TRUCHA COMÚN

==========

Dentro de este apartado, comenzaremos a destacar y señalar las principales características de nuestra preciada TRUCHA COMÚN.

Por desgracia, como sabéis, nuestra trucha autóctona o trucha común, tiende a desaparecer por muy diversos factores como son:

La contaminación de las aguas, la construcción de obras hidráulicas, la introducción de otras especies, etc, y un factor muy importante y que nos afecta muchísimo a los pescadores, que aunque últimamente no se realiza con demasiada frecuencia, debería estar erradicado ya hace bastantes años. Nos referimos al furtivismo, y en este factor de desaparición, sí que no podemos echar la culpa a nadie. Por suerte, cada vez hay menos furtivos, y mas pescadores que cada día que pasa ven la pesca como un deporte, y van cambiando la mentalidad de "Pescadero" por la de "Pescador", e incluso nos consta, que poco a poco se va imponiendo en un gran número de pescadores, la denominada captura y devolución o "pesca sin muerte".

La trucha común se puede pescar en nuestros ríos de alta montaña, desde el segundo domingo de Mayo hasta el 30 de Septiembre, y en baja montaña, desde el tercer domingo de Marzo hasta el 31 de Agosto, excepto en la provincia de Granada que termina el 15 de Agosto. De todas formas os recomendamos que os leáis la Orden de Vedas, donde entre otras cosas figura el período hábil de pesca, el cupo de capturas permitido, las medidas, y otros datos de interés, ya que en algunos ríos o embalses pueden cambiar estas fechas.

Hablando de medidas, debéis de tener presente, que el mínimo permitido para la trucha común es de 22 centímetros, un poco superior a la trucha arco iris, que como sabéis es de 19 centímetros.

La media de 22 cm, no está dictada por causalidad o por capricho, ya que según estudios realizados por biólogos, se sabe que en condiciones normales una trucha común, tarda unos 2 años y medio en alcanzar esa talla, y durante ese tiempo se ha reproducido al menos una vez, con lo cual se garantiza la continuidad de la especie. Las hembras suelen poner alrededor de unos 1500 huevos por cada kilo de peso. Por lo tanto, si capturamos una trucha común de menos de 22 cm, y no la soltamos, aparte de que nos pueden multar por eso, estamos corriendo el riesgo de que aún no le halla dado tiempo a reproducirse con lo cual estamos colaborando a que no aumente la especie.

De todas formas, no penséis que los 1500 huevos se convertirán en truchas. De esa cantidad, y durante el período de reproducción (incubación), que suele oscilar alrededor de los 60 días, la corriente se lleva bastantes huevos.

Transcurrido ese tiempo, nacen alevines provistos de saco vitelino (un pequeño saco que les sirve de alimento durante unos 12 días), y solamente de un 15 a un 20% (o sea de 225 a 300) llegan a ser alevines. Si a esto añadimos, que la trucha, al ser depredadora, algunas veces se come a sus propios alevines, se nos queda en un número aún mas reducido de truchas que al final se quedarán habitando nuestros ríos.

La trucha común, vive normalmente en la cabeceras fluviales, con aguas rápidas, frías y bien oxigenadas. A veces las utilizan como Bioindicadoras, para saber el nivel de oxígeno disuelto en el agua, ya que con niveles inferiores a 7 mg/l, las truchas son incapaces de sobrevivir, con lo cual es reflejo de que existe agua de una excelente calidad.

La temperatura que necesitan para vivir, oscila los 5 y los 20 grados, siendo la ideal alrededor de los 10 grados. Pueden vivir en tramos con velocidades del agua de hasta 4 - 5 m/s. (para que os hagáis una idea de esta velocidad, la podéis comparar por ejemplo con la Boga 3-5 m/s, el Barbo 2-4 m/s, o el Lucio O,5 m/s).

Las truchas, tienen dientes en los maxilares y en el paladar. Son animales territoriales, y si una pieza es capturada, enseguida su sitio es ocupado por otra trucha. Poseen la capacidad de cambiar de aspecto según el lugar en el que habitan. Durante la freza (puesta de los huevos), se les puede observar un aumento del tamaño y la intensidad de los ocelos (manchas oscuras de la piel). Se alimentan de larvas, insectos, alevines, huevos de pez, lombrices, etc.

Como sabéis, son muy valoradas en gastronomía por su excelente sabor, y uno de los peces que mas se aprecian en nuestros ríos.

Esperamos que los datos facilitados, os hallan servido para aumentar vuestros conocimientos sobre la trucha común, os deseamos que tengáis buenas capturas, pero eso sí, os aconsejamos que respetéis las medidas y los cupos.

Buena pesca.